Seleccionar página

Los cadenas de televisión se mofan muchas veces de nosotros con sus constantes cambios de horarios, de programas, de series, etc. Todo por la lucha de las audiencias, que hacen que un programa, serie o cualquier cosa que entretenga en la caja tonta tenga sus días contados, o nos lo pongan hasta la saciedad. Con la entrada de la TDT, la oferta televisiva parecía que iba a ser más variada y, por tanto, los datos de audiencias estarían repartidos.
Las principales cadenas son las que se llevan el gato al agua con una guerra entre ellas, e incluso diariamente van haciéndose competencia directa con campañas de ataque con mensajes de que son la más vista y de que la otra cadena es la «cadena triste» o «no pone».

 

Para todo aquel que trabaja en televisión, audiencia es igual a seguridad de poder seguir trabajando, porque su serie, programa o reallity donde trabaja se seguirá emitiendo. No nos explicamos cómo ciertos programas pueden tener la apreciada y temida por otros audiencia. Para medir todo esto, existe el audímetro, aparato del que todo el mundo habla pero casi nadie ha visto.
Podía escribir un post muy largo con definiciones y datos de los audímetros, y sobre cómo funciona todo esto de las audiencias, pero como una imagen vale más que mil palabras, os pongo este vídeo de Youtube que un amigo me descubrió; en él nos explican de una manera clara cómo funciona todo este tema.

 

Pero si aún queréis saber más de audiencias y audímetros, os recomiendo estos posts de otros blogs que resultan muy interesantes:

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!